Blog

Recetas con cerveza

Los postres y la cerveza

por
Compartir

En ese dulce momento al final de la comida, cuando nos encontramos con los postres, puede ser un buen instante para tomar una cerveza. La pregunta del millón es la siguiente, ¿Qué cerveza cojo para un buen maridaje? Pues vamos a ver algunos trucos y consejos.

Empezaremos por lo clásico, cerveza negra y chocolate

Es importante saber que no toda la cerveza puede hacer bien un maridaje con chocolate. Los bizcochos de chocolate son muy aptos para una stout, pero si el chocolate del postre está caliente (como en un coulant) no podemos usar el mismo estilo de cerveza ya que se nos hará una mezcla un tanto pastosa. Para ese caso optaríamos por una barley wine, a ser posible con poca carbonatación para que aun parezca más avinada.

Para los postres con fruta

Dividiré los postres con frutas en dos grupos (con el riesgo de que algún repostero me crucifique) para realizar mejor los maridajes, un grupo serán los postres con fruta fresca y otro los postres con fruta desecada o confitada. En el caso de los postres con fruta fresca, uno de los estilos que podemos usar como maridaje son las IPA. Aunque resulte sorprendente, si buscamos una IPA con lúpulos muy frescos en nariz y un amargor medio, el maridaje resulta muy interesante. En cuanto am los postres con frutas confitadas o desecadas, una cerveza de tipo Triple Belga nos llevara a las notas de confitura del mismo postre.

Cremas, mouses y flanes

Una buena EisBock puede ser nuestra salvación cuando topamos con postres que nos dejan una sensación muy grasa y dulce en boca. Son estilos de cerveza más dulces y con mucha concentración, aún les queda carbónico pero está muy debilitado. Puede ser apto para tanto para un Tiramisu, una crema catalana o si queréis volver locas a vuestras papilas gustativas, probadla con una crema de fruta de la pasión.

¿Puedo maridar una Pils o Golden Ale con postres?

Esta es una pregunta que más de una vez me han hecho y si bien es cierto que podríamos buscar un postre como un, son estilos de cerveza que van destinado al aperitivo y después de una buena comilona lo normal es que nos aporte muy poco una pils por buena que sea, ya que tiene poco sentido dejar la cerveza más suave para el final.

Cerveza y postres en tabla

Entradas Relacionadas

Adambier

Cervezas Cultura Cervecera