Blog

Cultura Cervecera Curiosidades de la cerveza

¿Cómo era la vida antes del lúpulo?

por
Compartir

El proceso de elaboración de la cerveza ha cambiado mucho durante los años y algunos de sus ingredientes, que hoy en día son muy populares, antes no se utilizaban como tal. Es el caso, por ejemplo, del lúpulo que comenzó a emplearse a partir del siglo XI, pero hasta entonces se utilizaba en su lugar una mezcla de hierbas conocida como Gruit o Grut.

 

El Gruit es una antigua combinación de hierbas que se utilizaban para añadir amargor y sabor a la cerveza. La selección de hierbas solía variar de un lugar a otro y, en ocasiones, hasta se convertía en secreto para que nadie robase la receta; sin embargo, hoy en día, sabemos que la Milenrama (Achillea millefolium), Artemisa (Artemisa vulgaris) y Mirto del Pantano o Dulce Viento (Myrica gale) solían estar presentes en la mezcla. Aunque, además de estas, los fabricantes se tomaban la libertad de introducir otras hierbas para obtener sabores y aromas únicos. El enebro, la salvia, el regaliz, la canela o el jengibre también eran muy comunes.

Es difícil terminar la época en la que era habitual el uso de esta mezcla; sin embargo, suele acotarse entre los años 700 y 1700 dC aunque alcanzó su mayor esplendor entre los siglos IX y XIII. Por aquel entonces, los encargados de elaborar cerveza eran los monjes que vivían en abadías y tenían los conocimientos y la maquinaria necesarios para producir esta bebida.

 

 

Gruiter

En relación al Gruit surge la figura del Grutier, la persona encarga de diseñar las mezclas de hierbas y que, por tanto, contaba con conocimientos avanzados en botánica. Muchas veces, esta era la única persona que conocía la combinación que se empleaba para elaborar una determinada cerveza.

Sin embargo, el reinado del Gruit comenzó a ir en declive cuando por el año 1079 se empieza a utilizar el lúpulo para la elaboración de cerveza. Esta hierba proporcionaba una mayor estabilidad y conservación y su uso se fue extendiendo por toda Europa. La ley de pureza de Alemania de 1516 dio el impulso final al lúpulo y para finales del siglo XVI el Gruit era historia.

 

Puedes ver algunos de los ingredientes más raros en este artículo.

Entradas Relacionadas