Blog

Cultura Cervecera Curiosidades de la cerveza

Una cerveza digna de un faraón

por
Compartir

En el año 1990 el arqueólogo Barry Kemp hizo un gran descubrimiento: diez cámaras dedicadas a elaborar cerveza en el Templo del Sol de la famosísima reina egipcia Nefertiti. Este hallazgo, casi único hasta la fecha, puso de manifiesto, una vez más, la importancia que tenía la cerveza en la cultura egipcia. Sin embargo, el equipo de investigadores consiguió ir un poco más allá…

En una de las cámaras se encontraron vasijas donde, a través de diferentes experimentos y análisis, consiguieron encontrar sedimentos de cerveza que habitualmente se utilizaba para las ceremonias religiosas entre los faraones. Después, en un laboratorio de Cambridge lograron distinguir los diferentes elementos y, en colaboración con un cervecero escocés y la Scottish Newcastle Brewery, pudieron recrear la receta original. Es decir, produjeron la misma cerveza que bebían los faraones hace más de 3.250 años siendo la receta conocida más antigua del mundo.

 

Tutankhamun Ale

Se produjeron tan sólo 1.000 botellas bajo el nombre de Tutankhamun Ale, el hijastro más famoso de la reina Nefertiti. Una cerveza tan especial y única rápidamente alcanzó precios desorbitados en el mercado: inicialmente tenía un coste de 52 a 70 dólares por botella; sin embargo, en una subasta en el Museo de Arte de Indianápolis algunas personas estaban dispuestas a pagar más de 500 dólares. Tal es así que, actualmente, es una de las cervezas más caras de la historia.

 

Se sabe que en la cultura egipcia la cerveza era un elemento muy importante. No sólo era una bebida, sino que además era una importante fuente de nutrientes. Es por ello que, por aquel entonces, a los constructores de las pirámides se les pagaba con unos cuatro o cinco litros de cerveza al día. Y los faraones, como la reina Nefertiti o Tutankhamun también disfrutaban de este delicioso elixir que producían, como se ha descubierto, en sus propios palacios.

 

 

Entradas Relacionadas