Blog

Cultura Cervecera

Espuma – tienda de cerveza

por
Compartir

En este artículo vamos a conocer Espuma, una tienda de cervezas en Madrid.

Sus fundadores nos contarán cómo empezaron esta andadura y cómo ha cambiado su vida desde entonces.

Tienda de cervezas en Madrid

Así empezamos

Espuma es una tienda de cervezas de calidad situada en el barrio de Pacífico- Retiro y que abrió sus puertas en mayo de 2015. En este pequeño espacio, encontramos una selección de cervezas de todo el mundo, con un foco especial en los productores pequeños y de calidad alta. Cada vez, el espacio dedicado a cerveza artesana nacional es mayor, pero no fue exactamente así como empezó.

Espuma es un proyecto con el que mi hermano Carlos y yo empezamos a soñar ya en 2014, pero que se venía fraguando desde mucho antes. La cerveza siempre nos interesó y ya a principios de la década de los 2000, cazábamos cerveza internacional en las estanterías de los supermercados. También visitábamos de vez en cuando El Boliche, un bar especializado en birra internacional de nuestro barrio, Vallecas, y que por entonces tenía una selección fija.

Cervezas artesanas en Madrid

Un antes y un después

El momento crucial, sin embargo, se produjo durante la última época de nuestros años universitarios. Gracias a programas de intercambio, vivimos en el extranjero por largos periodos. Mi hermano estuvo casi dos años por Alemania y yo otros tantos por Estados Unidos. En estos países pudimos entrar en contacto con productores de dimensión local que ofrecían brebajes de una calidad muy superior a lo que encontrábamos en la mayoría de los bares y supermercados en España. También conocimos por primera vez la idea de una tienda de cervezas.

Durante esos casi 10 años en los que probamos mucha birra, nos convertimos en usuarios de Untappd. La aplicación tuvo mucha culpa de que siguiéramos probando birras distintas. Era casi un juego por ver quién probaba más referencias diferentes. Estancias en Reino Unido, por parte de ambos, y en Holanda casi dos años por mi parte, potenciaron nuestra sed y curiosidad. A la vez, también viajamos mucho por Europa.

Fue durante estas aventuras, cuando conocimos el modelo de negocio que finalmente acabaríamos aplicando: queríamos una tienda de cervezas de calidad de barrio. Ya conocíamos las tiendas especialidad ubicadas en el centro de las ciudades, pero entendíamos que el consumo de cerveza es algo diario y que se beneficia mucho de la proximidad. En algunos de estos países ya lo venían poniendo en práctica con éxito.

Cata de cervezas artesanas en Madrid

Una nueva etapa

Así, elegimos el barrio de Pacífico y optamos por ponernos cerca de lo que ahora es un templo cervecero madrileño, el primer Fogg Bar. Sus anfitriones José, Marisol y Dani nos acogieron en el barrio con fraternidad y vieron que en el gran proyecto de expandir cultura cervecera en Madrid no sobran brazos.

Gracias a ellos y a nuestros distribuidores, vimos que la escena de la artesana nacional era mucho más grande y compleja de lo que imaginábamos y que además tenía un espíritu colaborativo difícil de encontrar en otros sectores. Así, con el paso del tiempo, el peso de los pequeños productores nacionales en nuestra tienda ha ido creciendo mucho. Ellos también son los protagonistas de la mayoría de los muchos eventos que celebramos.

Después de más de un año y medio abiertos, podemos decir que no paramos de aprender sobre este rico mundo. Ese aprendizaje ha propiciado que hayamos cambiado algunos aspectos por el camino. Lanzamos una tienda online con capacidad de reservas de eventos. Hemos separado el espacio de cata del espacio de tienda. Aumentamos la presencia de los materiales de elaboración casera, organizando talleres para extender esta cultura. Decidimos incorporar cerveza de barril para los eventos y para degustaciones. Y apostamos por el formato lata para las cervezas más lupuladas, generando una sección específica que está siendo un éxito entre los más exigentes.

Cata de cervezas artesanas en Madrid

Tiempo

Todavía nos quedan muchas ideas en el tintero y sólo nos falta tiempo para ponerlas en práctica. Sabemos que este sector está creciendo y que hay mucha gente con ganas e ideas dentro con la que colaboraremos con entusiasmo. Además, tenemos la ventaja de que podemos fijarnos en lo que están haciendo otros países con más tradición cervecera para dar esos pasos con mayor seguridad. Sin embargo, más allá de la estrategia y el desarrollo de este mercado, tenemos algo claro. Lo que importa es el cliente. Tenemos que ayudar al cliente a que aprenda y se apasione con la cerveza tanto como nosotros. Tenemos que acompañarle en la experiencia y escucharle, porque queremos que cada vez sean más exigentes en lo que a calidad se refiere. En la especialización necesaria para asegurar esa calidad máxima es donde vemos un futuro para las tiendas y bares especializados de cerveza.

Esto ha sido y es Espuma, una tienda de cervezas en Madrid que nos encanta.

Entradas Relacionadas