Blog

Cervezas Cultura Cervecera

Russian Imperial Stout

por
Compartir

Foto Russian Imperial Stout

Russian Imperial Stout. La cerveza de los zares.

Este estilo de cerveza con nombre tan rimbombante es uno de los primeros con los que se familiarizan aquellos que acercan al consumo de cerveza de calidad. También es uno de los estilos que los aficionados expertos más valoran. Para muchos sirve para medir la pericia de una cervecera, siendo muchas veces la Russian Imperial Stout la cerveza mejor valorada en las webs de puntuación de la mayoría de productores de prestigio. Sus características son bien conocidas: color negro cerrado, alto volumen alcohólico, mucha cremosidad y notas de café, cacao y regaliz. Sin embargo, no siempre se conoce bien el origen de esta variedad de cerveza. En este artículo intentaremos aclararlo.

 

 

 

Historia

Todo se remonta a la Inglaterra de finales del siglo XVII cuando curiosamente las stouts no existían en sí. La cerveza negra recibía el nombre de dark ale o porter haciendo referencia a sus principales bebedores, los trabajadores de los muelles y los mercados de Londres que hacían transporte de mercancía: los porteadores. Según los historiadores, la primera vez que se acuñó el término porter comercialmente fue en 1721 por la Anchor Brewery de Londres. Por otro lado, la primera vez que se utilizó la palabra stout asociada a una cerveza negra comercialmente fue cuando el cervecero irlandés Arthur Guinness copio este estilo de consumo masivo inglés y lo comercializó en Irlanda con el apelativo “Extra Stout” que quiere decir extra fuerte, algo que había recogido de la calle cuando la gente hablaba de “stout porters”, simplemente porters fuertes.

Foto Pedro el Grande
Pedro el Grande

Un poco antes, en 1698 el emperador ruso Pedro el Grande viajó a Inglaterra y se dice que conoció las cervezas fuertes británicas y quedó prendado. Él las habría puesto de moda en su corte con un efecto duradero. Sus reformas económicas, con apertura a la importación de productos extranjeros, también fueron definitivas para el éxito de los cerveceros ingleses en el gran Imperio Ruso. Y es que los ingleses venían trabajando la exportación de cerveza desde hacía muchos años. Mandaban pale ales a India y porters a los países del Báltico y, finalmente, a Rusia occidental.

La clave

Para asegurar la estabilidad del producto había que subir el grado alcohólico y el lupulado, evitando así que la cerveza llegara corrompida. Las stout porters se hicieron así famosas en Rusia y tuvieron en Catalina I La Grande una de sus mayores valedores. Tanto es así que ella misma pedía lotes de este estilo de cerveza a la Anchor Brewery de Southwark, Londres. La casa la etiquetaba como Thrale’s Intire (la forma antigua de escribir Entire) que hacía referencia a su solidez y densidad. En las crónicas de la parroquia de Southwark de la época se hace referencia al gusto de la Emperatriz por estas porters. Indicando que gracias a ella, este brebaje se vendía tanto en las regiones gélidas de Rusia como en las cálidas de Bengala y Sumatra, es decir, en todos los confines del Imperio.

La Anchor Brewery pasó de las manos de Thrale a Barclay; Perkins y continuaron enviando cerveza a la Rusia Imperial. Pero Catalina I también pedía cerveza a la John Courage Brewery que desde el primer momento mostraba en su etiqueta que esa cerveza se elaboraba por orden de la Emperatriz Catalina I La Grande, algo que siguió haciendo hasta 1990. Es posible que esta sea el origen más definitivo del término Imperial Stout.

Foto John Courage Imperial Stout
John Courage Imperial Stout

La estrategia de exportación inglesa

Fue eventualmente sustituida por la apertura o compra de cerveceras ya en tierras bálticas o rusas cuando las condiciones fiscales de apertura cambiaron. El consumo cayó completamente después de la Revolución de octubre de 1917.

Aún así, se conserva la receta de esa famosa receta de la John Courage Brewery. Como decíamos, dejó de fabricarse por falta de demanda. Era una cerveza costosa de elaborar y con un año de maduración en barrica. Pero finalmente se recuperó en el año 2002, cuando tras la adquisición de la John Courage Brewery por el gigante Charles Wells. Sin duda, hay que señalar que la acción de la CAMRA pero, sobre todo, de los cerveceros artesanos americanos ha sido fundamental para la recuperación de este estilo que ahora deleita a tantos amantes de la cerveza a nivel global.

Entradas Relacionadas