Blog

Cervezas Cultura Cervecera

¿Cómo conservar la cerveza artesana?

por
Compartir

Como dueño de una tienda de cervezas, muchas veces nuestros clientes nos preguntan cómo deben de conservar las cervezas que allí vendemos. En este artículo queremos dar unos cuantos consejos de cómo hay que almacenar la cerveza en casa para que dure el mayor tiempo posible en las mejores condiciones, esto es, como el productor la concibió.

La luz

La luz es uno de los grandes enemigos de la cerveza, tanto cuando está pasteurizada como cuando no lo está. Y es que exponer cerveza a luz directa genera olores desagradables en ella, como a azufre o a mofeta (si es que alguien ha olido alguna vez esa sustancia que emiten esos animalillos). Es el llamado lightstruck o golpe de luz y es muy fácil de comprobar o aprender a detectar. Simplemente coge una cerveza, sirve un poco en un vaso y exponlo a rayos de luz directos. Guarda el resto de la botella a oscuras y, espera 30 minutos, compáralas sirviendo el resto en otro vaso y oliéndolas.

Por eso debemos elegir habitaciones oscuras, armarios o neveras en las que la luz no penetra.

El envase también juega un papel fundamental aquí. La mayoría de la cerveza viene en botella de cristal. El color importa dado que hay algunos que protegen más que otros. Preferimos botellas marrones, cuanto más oscuras mejor. Luego vendría las verdes y, por último, las transparentes que no protegen nada. Por encima de todas están las latas que dan protección total frente a la luz a la cerveza.

Por otro lado, si has comprado cajas de cervezas, déjalas en ese cartón. Así estarán más protegidas de la luz.

 

Temperatura óptima

En términos generales, cuanto más fría puedas guardar tu cerveza, mejor, sin bajar de los 3ºC. Lo suyo sería tenerla toda en la nevera pero no siempre esto es una opción por cuestiones de espacio o dinero. Si es tu caso, elige el lugar más frío ( y, ya sabes, más oscuro) de la casa, procurando que sea bastante estable. Un sótano sería lo ideal.

El calor afecta de dos maneras a la cerveza. En primer lugar, acelera su envejecimiento y degradación. Esto cambia el sabor que el cervecero había pretendido y además podría genera sabores desagradables. En segundo lugar, si hubiera grandes restos de levadura viva en una cerveza, podrían reactivarla generando un cambio en su sabor y sobrecarbonatación, el llamado efecto géiser.

De forma general, podríamos concluir que cuanto más ligera y más lupulada sea una cerveza más frío necesita. Si no tuviérais hueco suficiente en la nevera, aquí tenéis una clasificación indicativa de estilos y temperaturas de almacenamiento recomendadas:

Cervezas potentes (Imperial Stouts, Barleywines, Belgian Strong Ales, dark ales etc..) entre 12ºC y 16ºC.

Ales del día a día (Pale Ale, IPA, stouts, lambics) entre 10ºC y 12ºC.

Cervezas ligeras (pale lagers, pilsners, cervezas de trigo) entre 7ºC y 10ºC.

 

 

La posición

La posición en la que conservamos nuestras cervezas es fundamental. Siempre hay que ponerlas en vertical para evitar una mayor oxidación. En las botellas siempre hay una pequeña parte de aire. Si las tenemos en vertical la superficie de líquido que está tocando ese aire es muy inferior que si la tumbamos. Este proceso inevitable de oxidación se acelera además con el calor y con el movimiento de las cervezas. Esto quiere decir que hay que tenerlas de pie, fresquitas y quietas.

En cervezas más claras, la oxidación se detecta por un sabor a miel que no debería estar ahí. Esto desequilibra algunos estilos de cerveza, especialmente las de perfil lupulado.

En cuanto a los estilos oscuros, genera también un dulzor con toque a jerez que hay quien aprecia. Por eso, estas cervezas se pueden envejecer a propósito, algo de lo que hablaremos en el último apartado.

Otro motivo para guardar la cerveza en vertical es que si hay restos de levadura, ayudaremos a que se deposite abajo y no tendremos que servirla a no ser que queramos.

Y podrías preguntar, ¿qué pasa con las botellas que tienen corcho? ¿hay que ponerlas en horizontal para evitar que el corcho se seque? Pues no. Los corchos modernos están casi completamente impermeabilizados. De hecho, les afecta más la humedad ambiental que el estar en contacto con el líquido. Si la pusiéramos en horizontal el corcho podría transmitir sabor a la cerveza y, de nuevo, aumentaríamos la superficie de contacto con el aire.

 

Humedad

Una humedad ambiental por encima del 70% podría favorecer que se generara moho en las etiquetas y en los corchos de las botellas u oxido en las chapas. Todo esto podría afectar al sabor de la cerveza. Por otro lado, una sequedad extrema podría afectar a botellas con corcho aunque no es tan habitual. Lo ideal es tener una humedad de entre el 50% y el 70%.

 

 

 

 

 

 

¿La cerveza caduca?

Primero aclarar que la cerveza no caduca, sino que tiene fecha de consumo preferente. Es decir, no nos hará daño por pasar la fecha sino que dejará de tener las características de cuando salió de fábrica a partir de esa fecha. Como el tiempo afecta, hay productores que prefieren indicar la fecha de embotellado y que el consumidor decida, aunque no debemos olvidar que las condiciones de luz, temperatura, humedad y posición son determinantes.

Como norma general cuanto más ligera sea una cerveza menos tiempo hay que guardarla. Las cervezas de gran cuerpo y alta graduación alcohólica envejecen mejor que las más refrescantes y de perfil lupulado. Los productores no suelen darle a las pilsner, lager, pale ale e IPAs más de 12 meses de fecha consumo preferente desde el envasado. Si bien, yo las bebería antes que eso, cuanto más frescas mejor. Pero luego hay cervezas de más un 7% de alcohol y más oscuritas que pueden llegar a envejecer bien.

 

¿La cerveza envejece?

La mejora de una cerveza envejecida es algo subjetivo. En realidad lo que ocurre en las cervezas envejecidas es que unos patrones de sabor decaen para dar paso a otros que no eran tan prominentes.

Mi consejo es que si crees que una cerveza puede envejecer bien no compres solo una botella y la guardes. Compra varias, bébete una inicialmente y luego abre otra cada 6 meses. Si te gustan los cambios que detectas sigue envejeciéndolas, si no, mejor bebételas rápido. Es raro que si una cerveza empieza a decaer en su impresión general vaya a mejorar por dejarla más tiempo. De nuevo, es algo subjetivo.

Como generalidad podríamos decir que las cervezas con alta graduación o alta acidez son las que envejecen bien. Estas serían de los siguientes estilos: Imperial Stout, Barleywine, Tripel, Quadrupel, Strong Ales, Doppelbock, lambic, sour ales, etc…

Como última apreciación, aquellas cervezas que llevan brett como algunas saison, wild ales y cervezas experimentales pueden mejorar con el tiempo. Algunos de los aromas a establo que tienen pueden “limpiarse” por la acción del brettanomyces en un par de añitos.

 

¿Cuánto dura una cerveza abierta?

Aunque parezca una obviedad, no hay que guardar nunca una cerveza que ya se ha abierto. Da igual que la pongas en la nevera. El gas se disipa y la oxidación aumenta notablemente. Una vez abierta hay que beberla, aunque haya cervezas oscuras y de alta graduación que se pueden beber con calma o incluso esperando dado que ganan complejidad con la ligera oxidación de estar en el vaso y según van ganando temperatura ambiente.

 

Gracias a estos consejos, ahora sabemos cómo conservar la cerveza artesana.

Entradas Relacionadas